VOLKSWAGEN JETTA

Comparte

 EL ICONO DE VOLKSWAGEN EVOLUCIONA

 

La séptima generación del Volkswagen Jetta, que apenas se lanzó a comienzos de este año en el Salón de Detroit, ya está en Colombia. Estrena la plataforma MQB que se ve en otras marcas del grupo alemán y con un motor más dinámico, deportivo, potente y de mayor torque.

 

 

Su transformación es total: todo es nuevo en el Volkswagen Jetta de séptima generación o MK7, como lo han bautizado industrialmente y A7, en su estrategia comercial. Ahora luce deportivo, moderno y dotado con dispositivos electrónicos que provienen de toda la experiencia de ingeniería de Audi en Alemania, que se le nota en cada detalle y recuerda las anteriores generaciones del modelo A4 de esa marca de lujo.

Hecho en México, en una de las plantas del grupo alemán VW, que está presente en ese país desde hace más de cinco décadas dedicados a la fabricación de autos. Una credencial importante para Colombia, ya que hoy tiene vigente un tratado de libre comercio con ese país y por eso goza de los beneficios de no pagar arancel; es competitivo en precios. Y equipado hasta los ‘dientes’, tal vez esta pude ser la mejor manera de describirlo.

Hasta hace unos años, muy pocos en realidad, en Colombia era impensable comprar un auto con tecnología de punta, la misma que se inventó para proteger la integridad de las personas, pues por los altos impuestos era imposible comprar un auto con esas características.El nuevo Volkswagen Jetta da un salto y al segmento Premium, sin tener que pagar más por él. Con una construcción impecable y la calidad de siempre, este sedán demuestra por qué ha vendido más de 17,5 millones de unidades desde su primera generación que salió en 1979.

Volkswagen quiere ser líder en el segmento. Llega a competir fuertemente y con todas sus credenciales, con otros autos de tradición en Colombia como el Mazda 3, el Kia Rio, el Toyota Corolla, el Hyundai i35 y el Chevrolet Cruze, todos ellos renovados en tecnología y de abundante equipamiento.

 

 

 

ÚNICO Y DE CARÁCTER

Contrario a las generaciones anteriores, que eran una extensión del Volkswagen Golf, es decir, se le consideraba la versión familiar, esta séptima generación del Jetta se aleja de ese concepto y ahora es un automóvil independiente y un modelo que se reinventó desde cero. La clave está en la Plataforma Modular Transversal (MQB) que permite compartir componentes dentro del grupo VW, independientemente de la marca y del segmento, lo que les permite aprovechar las economías de escala en la producción.

Además del ahorro que se consigue industrialmente, el grupo ha logrado desde el 2012 simplificar los procesos e, incluso como sucede en México, en Brasil y en Alemania, entre otros centros, fabricar diferentes modelos en una misma línea de la planta y reducir el número de piezas. Para recordar, la primera marca y modelo en usar la plataforma MQB fue Audi con el A3. Técnicamente, fue desarrollada por ingeniería para vehículos con motor delantero transversal y con tracción delantera o total, según sea el caso.

 

Arrow
Arrow
Slider

Por eso, al compararlo con su antecesor, el nuevo Jetta gana en dimensiones porque esa plataforma es de mayores proporciones. Es así como su longitud ahora es de 4,697 metros (+38 mm), el ancho es de 1,799 (+21), el alto, 1,459 (-23) y la distancia entre ejes, 2,686 (+35). Con esa distancia entre ejes, el habitáculo ahora cuenta con mayor espacio para los ocupantes, tanto adelante como atrás. La marca lo define como un familiar para cinco personas.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *