UPS, nueva flota de camiones eléctricos

Comparte

UPS y Arrival firmaron un acuerdo de colaboración para sumar un total de 35 camiones eléctricos para sus repartos urbanos. Obviamente, no es la primera empresa que opta por los vehículos eléctricos y, seguramente, tampoco será la última.

 

 

 

 

 

 

 

Arrival es un fabricante británico de vehículos eléctricos y los vehículos para UPS funcionarán inicialmente en Londres y en París. UPS tiene claro poder extender esta red de furgonetas cero emisiones en más países, lo que reducirá sus costos de operación. De hecho, este acuerdo supone un primer paso de la compañía para comenzar a electrificar su flota bajo la idea de reducir las emisiones de sus vehículos de reparto a escala global.  Revista Auto y Estilo

 

 

Este acuerdo no es el único plan que tiene en marcha UPS con respecto a la electrificación de su flota de vehículos, ya que la compañía americana ha comprado ya algunos camiones eléctricos de Daimler y ha realizado un pedido de 125 unidades del próximo Tesla Semi, pretendiendo electrificar hasta 1.500 camiones de reparto en Nueva York en los próximos años. Además, a principios de este año, la gran compañía de reparto ya hizo un pedido de 50 unidades de camiones eléctricos al fabricante Workhorse.

 

UPS-arrival-electric-truck

 

 

Según datos técnicos de Arrival, estos camiones de tamaño pequeño para las ciudades tienen una autonomía real de 160 kilómetros que les permiten 8 horas de operación continua, o un turno de trabajo. Sin embargo, el pedido especial de UPS contará con baterías de mayor rango y podrán llegar a los 240 kilómetros de autonomía. Revista Auto y Estilo.

“UPS está trabajando con Arrival aquí en el Reino Unido porque sus vehículos eléctricos inteligentes están ayudando a reducir la dependencia de los combustibles fósiles”, dijo Luke Wake, director de ingeniería automotriz en UPS.

Con este nuevo acuerdo, UPS es ahora una de las compañías de reparto líderes en movilidad sostenible con un total aproximado de 700 vehículos eléctricos en todo el mundo y que continuará con ese mismo plan en los próximos años.

Un claro ejemplo para la política energética colombiana que, si bien en este gobierno se logró quitarles a los eléctricos los aranceles, aún se requiere de mayor incentivo para que las empresas logren dar el mismo paso de UPS y reducir la contaminación de las grandes ciudades.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *