Ford Mustang Shelby GT 350 Fastback

Comparte

LA ‘COBRA’ ATACA DE NUEVO

Ford Mustang Shelby

 

Cinco décadas pasaron antes de volver a ver un Ford Mustang Shelby 350. Tal como en el siglo pasado, este vehículo es un verdadero auto de carreras que también puede ser de calle, coleccionable y solo para quienes conocen su historia en la industria automotriz. Ford Mustang Shelby

 

 

 

 

Es el regreso de una leyenda; el de un auto con historia, con un kilometraje bastante largo en las pistas y con el sello inconfundible de un hombre emblemático: Carroll Hall Shelby.  Famoso por competir en su Austin Healey en los años 50, también en la Fórmula 1 y por ganar las 24 Horas de Le Mans en 1959, Hall Shelby se retiró de las pistas en la década de los sesenta por problemas de salud, y entonces se dedicó a diseñar y construir ‘monstruos’ de la velocidad. Ford Mustang Shelby

 

Una Cobra –lista para atacar- identificó sus autos desde el famoso Ford Shelby Cobra (1963) y que mejor emblema, si se tiene en cuenta la velocidad con la que este reptil atrapa sus presas. Velocidad, sí, ese es el objetivo y el Ford Mustang Shelby fue luego otra de sus obras maestras.  La fuerte aceptación mundial del Ford Mustang catapultó a Shelby y entonces, dos años después, en 1965, el Ford Mustang Shelby 350 vio la luz y hoy en día es de esos autos que nadie olvida y por el que coleccionistas de todo el planeta pagan una verdadera fortuna en subastas de antiguos.

 

Bajo la dirección de nada más y nada menos que Lee Iacocca, el ejecutivo más importante que ha tenido la industria automotriz mundial y que vuelve a ser noticia porque muchas marcas hoy –las más exitosas- retomaron sus conceptos de mercadeo, de industria y de comercialización, Shelby encontró en él un verdadero aliado en Ford y los dos fueron los artífices de diferentes programas deportivos de esta marca estadounidense. Es más, el extraordinario trabajo de estos dos ingenieros, son hoy la base de Ford Performance, la división que hoy investiga y desarrolla autos deportivos en la marca y que le dieron vida de nuevo al Ford Mustang Shelby 350 que acaba de llegar a Colombia.

 

 

Ford MUSTANG Shelby GT350 Fastback

 

 

 

 

VOODOO, EL ‘MISTERIO’ DEL FORD MUSTANG SHELBY

No es raro que el nuevo Ford Mustang Shelby 350 tenga entre sus entrañas avances de tecnología que marcan la diferencia en el segmento de los autos deportivos. Es una constante de ingeniería que se aprecia en diferentes aspectos del vehículo.
Para recordar, el primer Ford Mustang Shelby 350 de 1965 estaba equipado con un motor Windsor V8 de 4,7 litros que ofrecía unos 306 caballos de potencia y disponía de un chasis y trenes rodantes de vehículos de competencia.  El nuevo Ford Mustang Shelby sigue el mismo derrotero y por eso, especialistas en autos deportivos en el mundo, revelan que es digno heredero de la innovación deportiva de Ford. Incluso, este auto fue desarrollado por la marca y no por Shelby American, la compañía del ya fallecido Carroll Shelby.  “Un nuevo Mustang tan excepcional como el Ford Mustang Shelby 350 merece un motor igualmente extraordinario».

 

El totalmente nuevo V8 de 5,2 litros con aspiración natural se adapta perfectamente a la dinámica equilibrada del Ford Mustag Shelby 350, y creemos que este nuevo motor se convertirá en una leyenda del rendimiento”, dijo Dave Pericak, director de Ford Performance.

 

MÁS TECNOLOGÍA

Los avances en tecnología de este propulsor le permiten hoy ser el de mayor giro de revoluciones de Ford, en un auto de calle. En realidad, si se quiere llevar a un autódromo, este auto puede llegar a las 8.250 RPM, un verdadero bólido.
Esto también influye en el sonido que transmite en la calle. Le da un propio carácter, con un encendido parejo para ser un V8. No hay esa especie de gorgoteo de ‘muscle car’ americano, ni tampoco el de un deportivo italiano, sencillamente es diferente y con un rugido muy especial que le da personalidad.

 

En la práctica, de acuerdo con los ingenieros de Ford Motor Colombia, el nuevo Ford Mustang Shelby se caracteriza por presentar un comportamiento ‘elástico’, es decir, puede ir bien en la ciudad sin mayores aceleraciones o convertirse en un deportivo, luego de las 3.000 RPM.

 

 

 

 

previous arrow
next arrow
Slider
Conozca las impresiones de conducción de este vehículo, en la edición impresa de AUTO & ESTILO que se encuentra en los puestos de revistas de todo el país. O descargue nuestra aplicación en IOS y Android Asegure su ejemplar al adquirir su suscripción por todo el año en el teléfono de Bogotá 7425320.

 

 

 

 

 

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *